Arenas de Cabrales en invierno – Casita rural, naturaleza y sabores únicos

Arenas de Cabrales en invierno es sinónimo de relax, buena gastronomía y fotogenia paisajística. Un marco incomparable a las puertas de los Picos de Europa

Arenas de Cabrales en invierno – Casita rural, naturaleza y sabores únicos
4.9 (97.78%) 9 votes

Eran tales las ganas que teníamos de volver a Arenas de Cabrales que poco nos importó que justo el finde que íbamos a subir – último de enero – hubiera un temporal en la mitad Norte de la Península Ibérica… Las peores previsiones las daban para el sábado, a lo que nosotras pensamos “Total, si nos quedamos sin poder volver a Madrid, pues menudo disgusto…” 😉

Finalmente, el temporal no fue tan duro como se pensaba. Inclusive tuvimos la suertaza de disfrutar de un fabuloso domingo de solazo!! 🙂

También estábamos avisadas de que enero no era la mejor época para subir al corazón del queso Cabrales. Parece ser que, en pleno invierno, la actividad turística se paraliza y numerosas casas rurales, negocios locales y empresas de turismo activo, echan el cierre hasta marzo…

Arenas de Cabrales en invierno - Arroyo Ribeles
El Arroyo Ribeles pasa por Arenas de Cabrales antes de desembocar en el Río Cares

Es ahora cuando os estaréis preguntando… Entonces ¿No se puede disfrutar de Arenas de Cabrales y su espléndido entorno en pleno invierno? Pues sí y mucho! Y aquí estamos nosotras para demostrartlo! 😉

Arenas de Cabrales en invierno

Al calor de la casita rural El Rabión

Con 6 grados centígrados y una fina, pero costante, lluvia nos recibió Arenas de Cabrales después de casi cinco horas de viaje. Estábamos como locas por refugiarnos en la casita rural que teníamos reservada. El Rabión Casa Vacacional. Una de las muchas casas rurales que Escapada Rural tiene en Asturias.

Arenas de Cabrales en invierno - Casa Rural El Rabión -
Recibidor de la Casa Rural El Rabión

Un coqueto alojamiento rural con vistas a las montañas que invitaba a entrar y no salir de allí jamás. ¡Hasta las aguas del Arroyo Ribeles pasaban murmullando por detrás de la casa antes de desembocar en el Río Cares! 🙂

Arenas de Cabrales en invierno - Casa Rural El Rabión - Vistas
Vistas desde la habitación de la Casa Rural El Rabión

¿Y el interior? Salón con estufita de pellet, habitación ambientada en los dormitorios de nuestros abuelos – palangana incluida -, amplia cocina con cafetera y cápsulas Nespresso, baño con jaboncitos artesanales de leche de cabra,… El buen gusto, mimo y cariño de Lorena, la dueña, estaba reflejado en cada detalle. 🙂

Tras sus amables explicaciones, nos instalamos de pleno. Pijama, zapatillitas forradas de borreguito – cortesía de la casa – y directas al sofá. No había segundo que perder, la mantita y la hipnótica llama reclamaban nuestra presencia. 😉 Empezamos a disfrutar de Arenas de Cabrales en invierno!

Arenas de Cabrales en invierno - Casa Rural El Rabión -
Acogedora estufita de pellet

A golpe de paladar

El sábado amaneció como anocheció el viernes. Un cielo gris, oscuro y amenazante de lluvia. ¿Qué hicimos? Disfrutar de un buen desayuno – bollito asturiano incluido – y sumergirnos en literatura de viaje hasta la hora de la sidrina. 🙂

Arenas de Cabrales en invierno - Casa Rural El Rabión - Desayuno
Desayuno a tope de vitaminas y con bollito asturiano

Pasadas las 12:30 salimos de nuestro refugio y nos fuimos a saludar a nuestro amigo Ito, dueño de la tienda de productos asturianos El Rinconín. Teníamos muchas ganas de agradecerle en persona sus generosas cestas de Navidad. Y qué mejor forma que irnos de sidras con él! 😉

De sidras

¿Resultado? Botellita de sidra Cortina, ración de Cabrales y un generoso plato de chorizo casero… ¡De auténtico vício! 🙂

Arenas de Cabrales en invierno - De sidras
De sidras en la Confitería – Cafetería El Desquite

Y no penséis que estuvimos en una sidrería o algo parecido. Nada de nada. Estuvimos la mar de bien en el porche de la Cafetería El Desquite, precisamente donde, horas antes, habíamos comprado el delicioso bollito de crema. La simpática Conchi, la dueña, es muy amiga de Ito, por lo que os podéis imaginar lo bien que nos trató… Cómo de la familia! 🙂

Por cierto… Si os gustan los croissants, probar los que elaboran aquí. Súper tiernos y riquísimos! 😉

A comer

Y, tras el “picoteo”, tocaba el plato fuerte… Ito conocía un rinconcito gastronómico muy muy especial en la cercana aldea de Camarmeña. La Fuentina. Un restaurante sin adornos, de los de toda la vida y en los que se cocinan auténticos y generosos platos asturianos.

Dicho de otro modo, La Fuentina es un auténtico chigre asturiano.

Arenas de Cabrales en invierno - La Fuentina - Chigre
La Fuentina es un auténtico chigre asturiano
Un chigre es chigre cuando su dueño tiene un carisma innato. Una amabilidad y cercanía que hace que te sientas cómodo. Además debe conocer los gustos de su clientela con total detalle. Por otra parte, la estética del chigre es tradicional, su decoración ha de ser producto de años de diseño y rediseño; ha ido evolucionando de la mano del tiempo, no de una empresa que te pone el bar monísimo en cuatro días. Un chigre también puede servir comidas, pero no es una condición sine qua non.asturiasdebares.com

Por supuesto, nos pareció una estupendísima idea!

La carreterita de acceso hay que tomársela con calma. Eso sí, su ubicación es privilegiada, entre las montañas de los Picos de Europa y con vistas al Naranjo de Bulnes

Arenas de Cabrales en invierno - La Fuentina - Naranjo de Bulnes
Estaba nublado, pero se puede distinguir un pelín el Naranjo de Bulnes al fondo
Arenas de Cabrales en invierno - La Fuentina - Vaca
Vino a comer con nosotros…

¡Nos pusimos finos! Fabadita casera, tortos de cabrales y, para rematar, una tartita de queso de las que se pueden comer sin apetito por lo deliciosa que está! 🙂

Arenas de Cabrales en invierno - La Fuentina - Fabada
A la rica fabadita asturiana
Arenas de Cabrales en invierno - La Fuentina - Tortos de cabrales
Tortos de cabrales, tradicional plato asturiano
Arenas de Cabrales en invierno - La Fuentina - Tarta de queso
No os podéis ni imaginar lo riquísima que estaba la tarta de queso

Una comilona difícil de olvidar en un lugar que, de no ser por Ito, no hubiéramos conocido… Gracias!!

Arenas de Cabrales en invierno - La Fuentina - Mar, Ito y Eli
En La Fuentina, con nuestro amigo Ito

Como veis, no importa que haya bares cerrados en invierno, otros están muy abiertos! 😉

Entre la nieve

Por supuesto, no todo iba a ser comer en Asturias – o sí… 😉 -. Para ese mismo día teníamos reservada una actividad muy especial, una raquetada nocturna! Hacía mucho tiempo que nos apetecía pisar nieve bajo la luna. Además, esa noche teníamos una lunaza llena!! 🙂

El inventor de la idea fue Rubén, un amante de la naturaleza al que le chifla organizar actividades. Y sí, también en invierno. 😉 Lorena – nuestra casera – nos puso en contacto con él y, sin pensarlo dos veces, nos unimos a la salida que había programada para el sábado noche.

Entre los coches de los guías, y los nuestros propios, nos pusimos rumbo a Sotres, un encantador pueblecito de montaña arropado por Los Picos de Europa.

Raquetas, bastones, gorros, guantes y luces frontales. Estábamos listas para disfrutar de la nieve bajo la luz de la luna. 😉

Arenas de Cabrales en invierno - Raquetas
Fase 1. Ponerse las raquetas

La actividad duró algo más de dos horas y, si bien el comienzo fue algo durillo porque había que subir una pendiente hasta la zona de El Caballar, el resto de la ruta circular fue de lo más cómoda.

Arenas de Cabrales en invierno - Ascendiendo con las raquetas
Todos juntos ascendiendo con las raquetas

La experiencia nos pareció fantástica! La luminosidad de la luna era tan intensa que apenas necesitábamos encender las lucecitas frontales. Además, el ritmo lo marcábamos cada uno. No había prisa alguna. Se trataba de dar un relajante paseo y disfrutar de la belleza paisajística del excepcional rinconcito en el que nos encontrábamos.  Muy muy recomendable. 😉

Arenas de Cabrales en invierno - Vistas de Sotres
Vistas de Sotres
Arenas de Cabrales en invierno - Vistas de Sotres
Vistas de Sotres

Aquí tenéis su teléfono por si os apetece reservar alguna de las rutas que organiza… Rubén: +34 608 182 242

De ruta por sus joyas naturales

Como os avanzábamos al principio, el domingo despertó un día de solazo con un infinitio cielo azul. No dábamos crédito!! ¿Qué hicimos? Salir pitando para los Lagos de Covadonga. Teníamos que aprovechar que no había bancos de niebla…

Lagos de Covadonga

En apenas media hora estábamos en el Real Sitio de Covadonga, un lugar de obligada visita que ya tuvimos el placer de conocer en la escapadita anterior.

Allí tomamos la popular carretera de 13 kilómetros repleta de curvas que discurre entre las majestuosas montañas de los Picos de Europa dejando a su paso una fotogénica e impactante paisajística, máxime cuando la nieve empieza a dejarse ver… Qué gozada! Y qué suerte! Días antes, esta misma carretera estaba cortada por el temporal… 😉

Arenas de Cabrales en invierno - Carretera de acceso a los Lagos de Covadonga
Carretera de acceso a Los Lagos de Covadonga

Minutos después, por fin estábamos saludando al Lago Enol y su bonita tonalidad azulada. 🙂

Arenas de Cabrales en invierno - Lagos de Covadonga
Lago Enol, el mayor de Los Lagos de Covadonga

¿Ventajas de subir en invierno? Apenas hay turistas por lo que tienes este lugar tan especial prácticamente para ti solito! 😉

Playa de Gulpiyuri

Con una sonrisa bobalicona pusimos rumbo a nuestro siguiente destino. La Playa de Gulpiyuri. Una playa sin salida al mar que se convierte en piscina natural con marea alta. Uno de los tesoros naturales más fascinantes  de Asturias y que llevábamos años queriendo conocer.

Arenas de Cabrales en invierno - Playa de Gulpiyuri
Playa de Gulpiyuri

La teníamos para nosotras solas!! Ventaja del invierno. 😉

Nos hubiera gustado recorrer algún pueblito de la costa pero el finde no daba para más… Prometemos volver, en verano o en invierno, y hacer una rutita costera. 😉

About Eli y Mar

Viaja siempre que puedas, descubre destinos nuevos, vuelve a aquellos que recuerdes con cariño. Recuerda que miles de culturas, estilos de vida y lugares increíbles te están esperando. ¿Para cuándo la próxima escapada?

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Asturias
Ruta del Cares en los Picos de Europa
Ruta del Cares, caminando entre gigantes

En los últimos meses habíamos oído hablar mucho de la Ruta del Cares, a toda persona que le decíamos que...

Cerrar