Pasando el día por el entorno del Río Lobos

Sosegados desayunos, senderismo activo, inmensos prados teñidos de intesos verdes, pueblecitos con encanto ... Un perfecto día por el entorno del Río Lobos

Hay veces que los planes que tenemos pensados para un día de escapadita se reproducen de manera exponencial, días en los que teníamos pensado hacer un par de cositas y de repente nos encontramos a las 12 de la noche siendo casi incapaces de recopilar tooooodo lo que hemos hecho, sentido o vivido en las horas previas… 🙂

Eso es justo lo que sucedió en nuestra aventura por tierras sorianas, el día que inicialmente se suponía pasado por agua resultó ser finalmente una de las jornadas viajeras más fructíferas que recordamos. He aquí el hilado de experiencias que vivimos en el increíble entorno del Cañón del Río Lobos 😉

Comenzando el día con energía…

Con vistas al entorno tranquilo y rural de Ucero -nuestra base de operaciones-, acompañadas de una suave melodía templaria y saboreando los auténticos desayunos sorianos. Esa es la forma en la que dio comienzo nuestro inesperado y grandioso día.

Nos encontrábamos en la Posada Los Templarios, un encantador y cálido hotel rural con restaurante que conserva el diseño original de muros de piedra y techos de madera. 

  La elección del alojamiento había sido, sencillamente, ¡perfecta!

Un zumito de naranja natural, una buena tostada de pan castellano con tomate natural, algo de fruta, un esponjoso trocito de bizcocho casero, un café y un yogur artesanal… ¡El cocktail perfecto para cargar las pilas a tope!

A los pies del Cañón del Río Lobos

Tras el distendido desayuno nos colocamos las mochilitas a la espalda y nos acercamos hasta el Centro de Interpretación del Parque Natural -a menos de un kilómetro de Ucero-, queríamos saber las opciones existentes para recorrer el entorno del Río Lobos.

Entorno del Cañón del Río Lobos - Puente medieval de Ucero
Puente medieval de Ucero, a la izquierda para ir al Centro de Interpretación

Un par de minutos fueron suficientes para decidirnos. Dejaríamos el coche en el parking más cercano y recorreríamos a pie el tramo de la ruta de senderismo del Cañón del Río Lobos (Senda del Río ó PRSOBU65) que fuera posible, el técnico nos dijo que aproximadamente en el km 5 (la ruta tiene 24), el Río Lobos cruzaba la senda y en esas fechas bajaba bastante cargadito de agua por lo que no podíamos cruzarlo.

Cañón del Río Lobos - Ruta de senderismo Senda del Río
Ruta de senderismo Senda del Río

Finalmente estuvimos algo más de 3 horas caminando -ida y vuelta- al cobijo de inmensas paredes verticales, rodeadas de bellísimos paisajes y disfrutando del excepcional entorno de este enclave natural único en la Península Ibérica.

Una ruta realmente muy agradecida y que pudimos completar con el permiso de las amenazantes nubes que sobrevolaban el cielo … 🙂

Una charla con la fauna del Parque Natural

Eran casi las 2 de la tarde y las nubes empezaban a oscurecerse, afortunadamente sólo fueron 5 minutitos de lluvia que nos pillaron ya en el coche, camino a nuestro siguiente hito del día, ¡el Mirador de la Galiana!

El Mirador de la Galiana es uno de los cuatro miradores promovidos en el seno del parque y está en la carretera que une Ucero con la vecina localidad de San Leonardo de Yagüe, concretamente en el pk20 de la carretera comarcal SO920.

Entorno del Cañón del Río Lobos - Vistas del valle del Río Lobos
Vistas del Cañón del Río Lobos desde el Mirador de La Galiana

Un impresionante balcón al Parque Natural del Río Lobos, al que se accede después de unas pronunciadas curvitas, y desde el que se puede apreciar la inmensidad del entorno que rodea al Río Lobos. 🙂

Entorno del Cañón del Río Lobos - Vistas del río Ucero
Vistas del Cañón del Río Lobos desde el Mirador de La Galiana

Un tremendo espacio abierto y un auténtico paraíso para las diferentes especies de aves del lugar, sobre todo para los buitres leonados, a los que es posible divisar desde muy cerquita.

Entorno del Río Lobos - Buitre
Buitre sobrevolando los cielos del Cañón del Río Lobos

Un buen lugar para llevarse los prismáticos… 😉

Un paseo por San Leonardo de Yagüe

Dejando atrás el Mirador de la Galiana, continuamos por la SO920 durante 20 kilometros hasta llegar a San Leonardo de Yagüe, uno de los pueblecitos de la región, junto con Ucero, con mayor legado histórico.

Entorno del Cañón del Río Lobos - Restos de la muralla que rodeaba a San Leonardo de Yagüe
Restos de la muralla que rodeaba a San Leonardo de Yagüe

Situado en la cara Este del Parque Natural del Cañón del Río Lobos, San Leonardo de Yagüe es otra de las puertas de acceso al Cañón. Unos metros antes de acceder al pueblo en sí pueden verse las indicaciones de El Puente de los Siete Ojos, uno de los puntos clave del parque por ser la frontera natural entra las provincias de Soria y Burgos.

Cañón del Río Lobos - Puente de los 7 ojos
Puente de los 7 ojos

Nos acercamos hasta el puente para ver la otra cara del enclave -la que pertenece a tierras burguesas- y, si bien tiene su particular encanto, hemos de decir que a nosotras nos gustó mucho más la zona de paredes vertiginosas visitada por la mañana. 🙂

Entorno del Cañón del Río Lobos - Vistas desde el Puente de los 7 Ojos
Vistas desde el Puente de los 7 Ojos

Un par de fotitos y directas a comer a San Leonardo… Tocaba elegir restaurante, por lo que dimos una vuelta por sus callejuelas en busca del que más tradicional nos resultara. 🙂

Entorno del Cañón del Río Lobos - El #CaminoDeSantiago pasa por San Leonardo de Yagüe
El #CaminoDeSantiago pasa por San Leonardo de Yagüe
Entorno del Cañón del Río Lobos - Casa de los Ferrones
Casa de los Ferrones

Anduvimos poco más de 20 minutos por el centro del pueblito y allí lo teníamos, escondido tras un arco que nos invitaba claramente a entrar… Se trataba del Mesón El Portalón, un mesón con trazos de la arquitectura castellana tradicional, un amplio patio y un menú de lo más sugerente. Habíamos encontrado nuestro rincón culinario.

Entorno del Cañón del Río Lobos - Patio del Mesón El Portalón
Patio del Mesón El Portalón

Pronto nos dimos cuenta que era el rincón culinario de mucha más gente. 🙂 Tuvimos que esperar algo más de media hora para subir al salón pero, sin lugar a dudas, mereció la pena. Comimos de lujo, a un precio bastante moderado (revuelto de setas, dos ensaladas y dos bebidas, 22 €) y atendidas por una chica realmente maja y servicial, ¡un 10! Muy recomendable.

Recorriendo los caminos de Soria

Las horas de la siesta decidimos emplearlas en conocer más profundamente los paisajes de la zona de Soria en la que nos encontrábamos. Así que volante en mano emprendimos la marcha a la antigua usanza, con boli y mapa de papel. De vez en cuando es un gustazo olvidarse de las nuevas tecnologías. 😉

Cogimos la N-234 ilusionadas cual niñas con zapatitos nuevos… Nos apetecía muchísimo perdernos por esas carreteras.

Verde y más verde, los infinitos campos de Soria estaban teñidos por la paleta del eterno color de la esperanza. Tonalidades más claritas en la cercanía, más intensas y oscuras al fondo, más brillantes en las zonas húmedas,… ¡Una auténtica maravilla!

Entorno del Río Lobos - Verdes pastos
Verdes pasos de Soria

Daban ganas de dejar el coche y salir a caminar descalzo… 🙂 Ante nuestros ojos teníamos el porqué de la exquisitez de los quesos y los yogures que nos comemos después. 🙂

Entorno del Río Lobos - Verdes pastos
Verde y más verde en Soria!!

Casi sin darnos cuenta nos encontramos con un gigantesco embalse de agua que rodeaba todo nuestro camino, a la izquierda y a la derecha, delante y detrás. Un puente nos permite atravesarlo… ¡Qué magnitud! ¡inmenso! Se trataba del Embalse de la Cuerda del Pozo, un «mar de agua dulce» en el que pueden encontrarse bellos rincones como Playa Pita o Peña Gamella y hasta restos del pueblo sumergido de la Muedra.

Restos del pueblo sumergido de la Muedra (Foto de www.abc.es)
Restos del pueblo sumergido de la Muedra (Foto de www.abc.es)

Un verdadero oasis acuático en la profunda Soria que se convierte en todo un reclamo turístico en los meses estivales. 😉

Entorno del Río Lobos - Vaquita en el entorno de Molinos de Duero
Haciendo amigos por los caminos de Soria!!

Apenas a 2 km aparecía ante nosotras una coqueta villa. Un conjunto de casas bastante homogéneas y con fachadas de piedra sobre el verde pasto soriano nos daban la bienvenida.

Entorno del Río Lobos - Molinos de Duero
Municipio de Molinos de Duero

Acabámos de llegar a Molinos de Duero, uno de los pueblecitos con mayor encanto de Soria.

Coqueto, limpio como una patena y repletito de casitas rurales. Una más que considerable opción para disfrutar de una escapada rural en la que poder conocer esta verdadera joya castellana incluida en la famosa Senda del Duero.

De relax en el spa

19:30 en nuestros relojes… De vuelta en Ucero, tocaba relajarse un poquito, el día había sido realmente fructífero pero también agotador … 🙂

Nuestro paquete de alojamiento (Pack Templario: 2 noches con desayunos, 1 cena para dos y 1 sesión de spa en pareja, 210  €) en La Posada de los Templarios tenía incluido un pase privado de una hora de duración a su peculiar zona de wellness-spa. Un espacio perfectamente acondicionado con forma cueva que aportaba cierto misticismo a la experiencia.

Entorno del Cañón del Río Lobos - Wellness SPA
Wellness SPA del alojamineto de La Posada de los Templarios

Un plan perfecto, ¿no crees?

El spa es únicamente para el uso de los huéspedes del alojamiento, y su precio, sin estar incluido en el pack, es de 19€ por persona. 🙂

Una cena castellana en La Parrilla de San Bartolo como broche de oro

Y después de vertiginosas paredes montañosas, infinitos verdes, grandes lagunas y nuevos amigos, teníamos una nueva cita con la gastronomía local que tanto caracteriza a Soria, esto es, sus carnes a la brasa y ¡sus setas!

El broche final lo pondría nuestra visita al restaurante La Parrilla de San Bartolo, en Ucero, uno de los restaurantes mejor valorados en Trip Advisor y que nos pillaba apenas a 2 minutos andando de nuestro alojamiento.

La velada comenzó conociendo al antiguo alcalde de Ucero, Saturio, un personaje simpático y peculiar que se tomaba la libertad de ponernos las tapas de las cañitas iniciales mientras nos contaba anécdotas de la zona. ¡Más majo que las pesetas!

Zona de la barra del restaurante La Parrilla de San Bartolo
Zona de la barra del restaurante La Parrilla de San Bartolo

Cómo se notaba que visitaba con frecuencia el local. La camarera le dejaba hacer, la atmósfera nos estaba resultando verdaderamente acogedora. 🙂

Y de las cañas… ¡a la cena! Toda una experiencia culinaria en la que no faltaron las setitas autóctonas, las carnes a la brasa y los buenos vinos Ribera del Duero. Eso sí, el bacalao no es su fuerte, estaba rico pero un pelín seco.

Vino Atalayas, un riquísimo crianza Ribera del Duero
Vino Atalayas, un riquísimo crianza Ribera del Duero

La Parrilla de San Bartolo había puesto la guinda perfecta a un inmejorable día por tierras sorianas, un día cargado de sensaciones y emociones que permanecerá para siempre en nuestro recuerdo como uno de los días más enriquecedores de nuestra vida viajera. 🙂

Pasando el día por el entorno del Río Lobos
4.9 (98.82%) 17 votos

About Eli y Mar

Viaja siempre que puedas, descubre destinos nuevos, vuelve a aquellos que recuerdes con cariño. Recuerda que miles de culturas, estilos de vida y lugares increíbles te están esperando. ¿Para cuándo la próxima gran escapada?

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Castilla y León
Ruta por el Cañón del Río Lobos, un enclave único y singular

Una de las principales ventajas de pertenecer a la blogosfera viajera es descubrir rincones increíbles de nuestro planeta. Cierto es......

Cerrar