Piragüismo en la Hoces del Duratón - Edu explicando curiosidades

Piragüismo en las Hoces del Duratón, naturaleza a golpe de remo

Nos iniciamos en la práctica del piragüismo en el bonito entorno de las Hoces del Duratón! A remar!

 

¿Hacer piragüismo? No, no, gracias… Sí, reconocemos que eso de meternos en un habitáculo reducido y flotar en el agua nos ha echado para atrás desde siempre. Y no es que no nos llamara la atención, al contrario, simplemente, pensábamos que igual éramos algo torpes para manejar los remos o que podíamos volcar en el río… A día de hoy, podemos decir que para nada!! 🙂

¿Y qué paraje hemos elegido para perder el miedo? Pues nada menos que el río Duratón a su paso por el Parque Natural de las Hoces del Duratón, un espacio natural que ya tuvimos el privilegio de conocer hace unos meses, tras la Noche de las Velas de Pedraza, y que ansiábamos volver a visitar con más tranquilidad.

Fue precisamente en esa primera visita al parque donde se forjó la idea de practicar piragüismo en las Hoces del Duratón. Estábamos en lo alto del peñón que alberga las ruinas de la famosa Ermita de San Frutos – lugar más visitado de todo el parque natural – cuando avistamos unas coloridas piraguas verdes en el río…

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Ermita de San Frutos

Ermita de San Frutos

EliTenemos que volver y coger alguna actividad de piragüismo
MarSí, tiene que ser divertido

Y como nos gusta cumplir lo que decimos, pues aquí estamos! 🙂

Piragüismo en las Hoces del Duratón

Para realizar la actividad nos pusimos en contacto con los chicos de Naturaltur, una empresa que realiza turismo activo en la zona y que son unos verdaderos expertos organizando rutas de piragüismo en las Hoces del Duratón, nada menos que desde 1985… Sinceramente, nos transmitieron mucha confianza!! 😉

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Naturaltur

Naturaltur, empresa con la que hicimos la ruta guiada de piragüismo

Aunque Naturaltur nos dio la posibilidad de alquilar las piraguas por nuestra cuenta, como os podréis imaginar, preferimos una ruta guiada… Además de instruirnos en nuestra primera vez, nos interpretaría el entorno y podríamos conocer más a fondo la fauna y flora del lugar. Teniendo en cuenta los desplazamientos, la actividad duraba unas 3 horas y media.

En este enlace tenéis más info – horarios, precio y detalle – de las diferentes rutas de piragua que tiene la empresa Naturaltur.

Nos ponemos en marcha

A las 10:15 estábamos en el punto de encuentro, el camping de Cantalejo, a unos 33 km de Santo Tomé del Puerto, el pueblecito donde estábamos disfrutando de nuestra relajada estancia.

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Punto de encuentro de Naturaltur

Punto de encuentro de Naturaltur, en el camping de Cantalejo

Una vez conformado el grupo, nos pusimos al volante de nuestros respectivos coches y seguimos en fila india al todo terreno de nuestro guía Edu. Recorrimos unos 10 km, en su mayor parte camino forestal, un caminito que, si bien tiene algún que otro bachecito, está en bastante buen estado. Eso sí, que se llene de polvo, es inevitable… 😉

Tras la mini excursión, llegamos al claro del bosque donde Naturaltur tiene todo el material necesario: chalecos salvavidas, remos y unos botes de diferentes tamaños para evitar que los objetos personales se mojen.

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Material de Naturaltur

Edu empezó a darnos todo el material que necesitábamos

Como la mayoría éramos inexpertos, Edu nos dispuso en círculo para darnos unas nociones básicas sobre cómo sujetar y mover el remo para avanzar, así como los movimientos estratégicos para girar y parar: Si vas para la izquierda, remas hacia la derecha; si quieres girar a la derecha, pues remas hacia la izquierda. ¿Y si necesitas detenerte? Simplemente tienes que introducir ambos extremos del remo en el agua de manera alternativa, o bien, remar una sóla vez hacia detrás… Se detiene al instante!! 🙂

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Remo en mano

Ya tenemos el remo y sabemos cómo usarlo! Al agua!

Ah! Importante!! Nada de gritar – si te has caído al agua, sí puedes -. No hay que olvidar que las Hoces del Duratón es un parque natural y especialmente en la época de cría – justo ahora – no se debe molestar. 😉

A golpe de remo

Tras descender a pie el pequeño tramo que nos separaba del Duratón y, por parejas, nos fuimos metiendo en las coloridas piraguas que reposaban en la orilla del río. Las verdes eran las de Naturaltur. 😉

Por fin estábamos en el agua!! Mientras el resto de compañeros se metían en el río, nosotras empezamos a poner en práctica lo aprendido. Cómo molaba!! Era súper sencillo!! No tardamos ni un minuto en conseguir que la piragua hiciera justo lo que queríamos nosotras…

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Eli en la piragua

Hola!

Acabámos de comprobar que, al menos en aguas tranquilas, hacer piragüismo es tremendamente sencillo. 😉

Comenzamos remontando el río hasta llegar al Monasterio de la Hoz…

Qué paz se respiraba en el entorno!! Todo estaba tranquilo y en la más absoluta armonía… Nos habían dicho que no debíamos alzar la voz pero de verdad que no apetecía, sobraban las palabras, era hora de relajarse y dejarse llevar.

Piragüismo en la Hoces del Duratón -

Las aguas del Duratón estaban tremendamente calmadas

Las paredes del cañón del Duratón se veían realmente imponentes desde el agua… Hasta ese momento, nunca antes habíamos tenido la ocasión de disfrutar este tipo de perspectiva, cierto es que ya hicimos un crucero por el Sil, pero esta vez era diferente. Al estar casi a ras del agua y ser nuestros propios motores de movimiento, teníamos la sensación de estar en perfecta simbiosis con el espacio natural, sentimiento que nos proporcionaba una reconfortante sensación de plenitud y bienestar. 🙂

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Vistas del entorno desde la piragua

Vistas del entorno desde la piragua

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Vistas del entorno desde la piragua

Vistas del entorno desde la piragua

Ajenos por completo a nuestras miradas, algún que otro ejemplar de buitre leonado desplegaba por completo sus alas y alzaba el vuelo mostrándonos su esbelto porte. Observarlos danzar en el inmenso cielo azul era hipnótico… Qué elegancia de movimientos la de esta especie animal!!

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Ejemplar de buitre leonado volando

Fabuloso ejemplar de buitre leonado volando (Foto cedida por Naturaltur)

Edu aprovechaba estas repentinas e improvisadadas exhibiciones aéreas, para contarnos detalles y curiosidades del buitre leonado; como el hecho de que una vez que el buitre está volando – aprovechan las corrientes ascendentes de aire cálido para elevarse sin mucho esfuerzo -, no consume nada de energía, lo que le permite estar sin ingerir ningún tipo de alimento durante 10 ó 15 días!! ¿Qué os parece? Igualito que nosotros, verdad? 😉

EduA vuestra derecha podéis ver las ruinas del Monasterio de la Hoz
Piragüismo en la Hoces del Duratón - Ruinas del Monasterio de la Hoz

Ruinas del Monastero de la Hoz

Y ahí estaban, las ruinas de lo que en su día fue – hasta que llegó la desamortización de Mendizábal – uno de los más importantes templos cristianos de la zona y cuyas paredes dieron tantas veces refugio a Isabel La Católica. 😉

Aunque está en bastante mal estado de conservación, si quieres visitarlo por tierra, existe una ruta de senderismo algo recóndita que te lleva directamente hasta los pies del Monasterio de la Hoz.

Como pudimos, y poniendo en práctica el giro de piragua, dimos media vuelta y nos dirigimos hasta la Ermita de San Frutos.

Del Monasterio de la Hoz hasta la Ermita de San Frutos…

El Parque Natural de las Hoces del Duratón alberga una de las mayores colonias de buitre leonado de Europa – hay censadas hasta 1000 parejas reproductoras -, de hecho, pudimos ver varios polluelos (desafoturnamente no pudimos hacer una foto decente).

Como curiosidad, casi la mitad de estas parejas reproductoras consiguieron sacar adelante a su cría (el 47%), un número muy elevado si se tiene en cuenta que se encuentran en una superficie bastante reducida – tan sólo 20 km del cañón pertenecen al Parque Natural -.

La mayoría de los buitres adultos permanecían inmóviles donde tenían los nidos, mimetizados por completo con la roca caliza y tan sólo visibles por las retinas más entrenadas, sin embargo, y para nuestra sorpresa, un numeroso grupo decidió alzar el vuelo y revolotear en círculo sobre nuestras cabezas… No pudimos evitar bromear con el hecho de que igual nos habían visto y querían que fuésemos su almuerzo… 🙂

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Ejemplar de buitre leonado volando

Fabuloso ejemplar de buitre leonado volando (Foto cedida por Naturaltur)

Nada más lejos de la realidad… 😉

Edu nos comentó que si nos apetecía, había una parada programada para darnos un baño en el río o ir al baño – hay una zona de wc permanentes que se esconden tras unos árboles -. Estábamos bien y el agua del Duratón aún no estaba apta para el baño, por lo que continuamos dándole al remo.

Desde la Ermita de San Frutos al punto inicial…

Y por fin, a nuestra derecha, avistamos la famosa Ermita de San Frutos sobre el promontorio donde lleva construida desde el siglo XII; un edificio, cuya fundación se atribuye a San Frutos y sus dos hermanos, San Valentín y Santa Engracia, quienes decidieron abandonar toda su riqueza y refugiarse aquí para dedicarse a la vida contemplativa y a prestar ayuda a los más necesitados.

Para visitar la Ermita de San Frutos a pie, podéis dejar el coche en un parking cercano y recorrer los 3 km. de ruta que hay hasta el conjunto religioso.

Casi al final de la ruta hay un mirador desde el que se obtienen unas vistas brutales de uno de los meandros del Duratón

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Meandro del río

Meandro del río Duratón desde el mirador que hay en la ruta de senderismo a la Ermita de San Frutos (foto obtenida en la anterior visita a la zona)

Una vez en las inmediaciones, deberás cruzar un puente para salvar ‘La Cuchillada’.

Cuenta la leyenda que ‘La Cuchillada’ fue obra de San Frutos, quién con su bastón abrió una grieta en la montaña para que los musulmanes no invadieran este sagrado lugar. En realidad, en su día, un desprendimiento originó esta milagrosa grieta en el meandro.

Esta ermita tiene entre sus paredes no pocas historias, episodios y milagros. Unos hechos que la han consagrado durante siglos y que la convierten en uno de los lugares de peregrinación más importantes de nuestro país.

Piragüismo en la Hoces del Duratón - Ermita de San Frutos

Vista de la Ermita de San Frutos al final de la ruta de senderismo (foto obtenida en la anterior visita a la zona)

Lo que podemos ver hoy día son las ruinas del monasterio benedictino y la pequeña ermita de estilo románico, la cual, desgraciadamente, permanece cerrada practicamente todo el año. Uno de los días que abre al público es el 25 de octubre, día de San Frutos. Aunque bueno, Edu nos desaconsejó venir por la zona en esa fecha si queríamos disfrutar de una joranda tranquila y apacible como la que teníamos en ese momento.

Piragüismo en la Hoces del Duratón

Tras las sabias palabras de Edu – quien nos narró los cinco milagros de San Frutos -, dimos media vuelta a la piragua y empezamos nuevamente a remontar el río para llegar al punto de inicio. A pesar de que remábamos a un ritmo tranquilito, las casi dos horas que llevábamos en el agua empezaban a hacer mella en nuestros bracitos… 🙁 No le dimos mayor importancia, era algo de lo más normal dada nuestra falta de experiencia… 😉 Eso sí, remábamos con un pelín más de celeridad para llegar lo antes posible y así poder descansar mientras llegaban los demás, jejeje. 😉

La aventura había llegado a su fin. Habían sido tres horas remando de un lado a otro por las tranquilas aguas del Duratón, entre buitres y alimoches; una reconfortante sensación recorría todo nuestro cuerpo dando buena fe de la emocionante y fascinante vivencia que habíamos experimentado. Nuestra primera vez había sido sencillamente genial! 🙂

Ahora que ya hemos perdido el miedo al piragüismo, seguro que nos da el punto en más ocasiones! 😉

About Eli y Mar

Viajar por todos los rincones del mundo, investigar lugares nuevos, conocer culturas diferentes, ... Es la mejor manera de enriquecerse como persona

4 comments

    • Siiii, la verdad es que me fascinó esta nueva perspectiva y de verdad que le hemos cogido el punto a esto y lo haremos más veces en otros entornos. Nos lo pasamos muy bien y nos sentimos muy realizadas. 🙂

      Me alegra mucho que te haya gustado! Besitos!!

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Castilla y León
La Fuentona, un paraíso con forma de Ojo de Mar

 Son muchas las ocasiones en las que se dice que no es necesario realizar grandes viajes para descubrir verdaderos tesoros...

Cerrar