Aranda de Duero, arquitectura castellana a mordiscos

¿Preparado para un viaje gastronómico por los auténticos sabores castellanos de la capital del Ribera del Duero?

Aranda de Duero, arquitectura castellana a mordiscos
¿Te ha gustado? 5 (100%) 14 votes

38 cumple de Eli. Viernes. Dos de la tarde en Madrid. Por fin había llegado el momento de coger el coche y poner rumbo a Aranda de Duero. La bonita ciudad burgalesa está tan cerquita de la capi que la idea de zamparnos un lechazo entre pecho y espalda para comer tenía tooooodo el sentido del mundo – A las 15:30 estábamos sentadas en la mesa. 😉

Como puedes imaginar, el sabrosísimo lechazo no fue el único prota del finde. Ir de pinchos por Aranda de Duero es o-bli-ga-to-ri-o. Sabrosos, originales, de rechupetearse los dedos. La mejor materia prima hecha miniatura. Así que sí, después de googlear un poco entre la infinita oferta de bares que había, y seguir alguna que otra recomendación, hicimos nuestra particular rutita gastronómica.

¿Quieres saber qué bares nos sedujeron? Mira, mira…

Los mejores bares de Aranda de Duero

Restaurante Aitana – Tradición creativa

Más que seducirnos, el restaurante Aitana (c/San Gregorio, 17) nos pidió matrimonio. Nuestra amiga Marta, del blog La Mochila de Mamá, nos lo había recomendado esa misma mañana y vimos que tenía muy buenas críticas, tanto por la atención como por la calidad de sus platos, por lo que decidimos que haría los honores de acompañarnos en la comida cumpleañera.

Los mejores bares de Aranda de Duero - Restaurante Aitana
El aperitivito

Nada más sentarnos, Valentín – el dueño y chef – hizo un kit kat en los fogones para hacernos algunas sugerencias sobre las recomendaciones del día. Su cercanía y amabilidad nos hicieron sentir casi en familia. 🙂

¿Entrantes? Media ración de boletus – ya no quedaban más… – tan tiernos y melosos que se deshacían en la boca,  y unos pimientitos asados que dejaban un insuperable regustillo a horno de leña.

Los mejores bares de Aranda de Duero - Restaurante Aitana
Media ración de boletus

Los platos principales venían pensados desde mitad de la carretera A1 – nos habíamos estudiado su carta por el camino… Ración de lechazo individual para Eli y cogote de merluza a la bilbaina para Mar.

Los mejores bares de Aranda de Duero - Restaurante Aitana
Pero qué rica estaba la ración de lechazo…
Los mejores bares de Aranda de Duero - Restaurante Aitana
Exquisito cogote de merluza

Ambas elecciones absolutamente espectaculares. De 10! La merluza estaba en su punto, jugosísima; y sobre el corderito lechal… Brutal. Tenía la pielecita crujiente y estaba tierno como él solo.

Para el postre pedimos una ración de su tarta de queso casera – fueron varios los comentarios que vimos en Trip Advisor recomendándola. Desde la primera cucharadita contaba con dos fans más… Además, venía con regalito! 😉

Los mejores bares de Aranda de Duero - Restaurante Aitana
¡Felicidades!

Los 38 de Eli no podían haber comenzado mejor. Cuando nos volvamos a dejar caer por la capital del Ribera del Duero, repetimos seguro! 😉

El Lagar de Isilla – Castellano de Castilla

Un clásico en Aranda de Duero. Situado en el corazón de la ciudad, el restaurante El Lagar de Isilla (c/Isilla, 18) siempre está hasta la bola, y no es para menos. Su decoración es genial. Típica típica castellana – viga de lagar incluida -, con un mobiliario basado en aperos de labranza y un sinfín de antigüedades. Es algo así como tomarte un vino en un museo. 😉

Los mejores bares de Aranda de Duero - El Lagar de Isilla
Fachada de El Lagar de Isilla

Su barra está repleta de pinchos a cual más curioso y apetecible que puedes maridar con el vino Ribera del Duera que gustes. Su amplísima oferta vinícola los abarca prácticamente todos, incluso tienen bodega propia. 🙂

Los mejores bares de Aranda de Duero - El Lagar de Isilla
Súper pinchos!

Algo destacable es que, a pesar de estar repleto de gente, el personal siempre atiende con una sonrisa y de manera muy relajada. Hemos de reconocer que solemos huir de este tipo de sitios porque al final no se disfrutan igual. En el caso de El Lagar de Isilla no fue así, nos quedamos y fue lo mejor que pudimos hacer. La fama no ha mermado ni un ápice la calidad y el trato. De hecho tienen una fabulosa puntuación en Trip Advisor. Por supuesto, te lo recomendamos. 😉

Casa Florencio – Calidez elegante

Nuestra siguiente parada gastronómica fue el asador Casa Florencio (c/Isilla, 14). No nos movimos mucho, jejejeje. Estuvimos echando un ojo a las críticas y decidimos probarlo por los buenos comentarios que tenía y el toque de elegancia de sus mini recetas.

Los mejores bares de Aranda de Duero - Casa Florencio
¿Con cuál te quedarías?

En la primera ronda elegimos la copita de vermut de setas y crema de patata y el canapé de foie. Qué maravilla! La copita estaba deliciosa pero el foie estaba superior, con cada bocado te relamías del gusto.

Y sobre el maridaje, pues estuvimos riberándonos con su extensísima oferta de vinitos. La mayoría completamente desconocidos para nuestro paladar. A cual más sabroso. Una sorpresa tras otra.

Los mejores bares de Aranda de Duero - Casa Florencio
Aquí, riberándonos…

Pero si hay algo por lo que destaca Casa Florencio es por sus lechazos. Este asador ha hecho del cocinado del lechazo algo casi sagrado. No hay más que leer el poema que le han dedicado…

AL LECHAZO ASADO

Dios creó el cordero

para que la bondad

se hilara en la memoria.

Los antepasados de Casa Florencio

lo criaron en su regazo

y lo asaron,

divinamente,

con encina de corazón.

Con este afecto le obsequiamos.

El primer bocado es todo

un gozo amamantado.

El comensar resucita en su paladar

el júbilo pascual.

En Casa Florencio, más que comer,

se vive la sabiduría del sabor sagrado.

Cierto es que no llegamos a probar su lechal, pero nos quedamos pasmadas cuando vimos el desfile de bandejas de barro repletas de este manjar listas para entrar al horno de leña…

Los mejores bares de Aranda de Duero - Casa Florencio
Por falta de lechazos no va a ser…

¿Tiene buena pinta, verdad?

Si vienes a Aranda, tienes que dejarte caer por aquí. Nos lo agradecerás seguro. 😉

Restaurante El Caserío – Sencillez auténtica

En esta ocasión, nos guiamos por nuestra intuición. Paseamos durante unos minutos por el centro de Aranda de Duero y nos picó la curiosidad el marco de ladrillos en forma de arco que daba acceso al restaurante El Caserío (Plaza Virgencilla, 11). Nos daba buenas vibras.

Los mejores bares de Aranda de Duero - Mesón Caserío
Fachada del Mesón El Caserío

Cruzada la puerta, aparecía ante nosotras un espacio algo lúgubre pero muy familiar. Un bar de los de toda la vida, con vigas de madera en el techo y azulejos con motivos azulados de los que nuestros abuelos podrían tener en sus casas.

De las paredes colgaban antiguos cucharones de cobre y algún que otro plato de porcelana. Al fondo, el pequeño salón lo presidía una señora chimenea. En la barra, un par de señores mayores y, esperándonos, unos pinchos de Morcilla de Burgos – gratis.

Los mejores bares de Aranda de Duero - Mesón Caserío
Tapita de Morcilla de Burgos

Nos gustaba. No tenía ninguna floritura. Tampoco lo habíamos visto en ningún listado, pero nos sentíamos cómodas. Salir de la ruta turística sienta bien de vez en cuando. 😉 Pedimos un par de rondas de vinito riberense y nos dedicamos a charlar

Si quieres unos pinchitos o un menú bueno y baratito, el restaurante El Caserío es tu sitio.

Mesón El Pastor – Solera al horno

Justo al lado del anterior se localiza el tradicional Mesón El Pastor (Plaza Virgencilla, 11). Su llamativa fachada rosa y sus peculiares balconcillos dan buena cuenta del estilo y la arquitectura que se gastaban por estos lares en décadas pasadas.

Los mejores bares de Aranda de Duero - Fachada del Mesón El Pastor
Fachada del Mesón El Pastor

Un lechazo churro de la mejor calidad, un poco de sal, agua, limón, el horno de leña y la experiencia de su asador. Esos son los ingredientes que día tras día transforman las sobremesas de su salón señorial en una fiesta para las papilas gustativas.

Como íbamos de ruta, buscábamos una barra, pero aquí no había, por lo que no nos quedamos. Nos costó la vida no sentarnos a comer, máxime teniendo en cuenta la excelente puntuación que tiene y el aroma a carnecita asada que penetraba nuestra pituitaria… Pero bueno, estamos seguras de que habrá más ocasiones. 😉

Como habrás observado, el lechazo es el plato estrella de Aranda de Duero. De hecho, cada año se celebran las Jornadas Gastronómicas del lechazo de Aranda de Duero. Este 2018, y durante todo el mes de junio, se está celebrando su 18 edición. Así que, ya sabes, aún estás a tiempo. 😉

About Eli y Mar

Viaja siempre que puedas, descubre destinos nuevos, vuelve a aquellos que recuerdes con cariño. Recuerda que miles de culturas, estilos de vida y lugares increíbles te están esperando. ¿Para cuándo la próxima escapada?

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Burgos
Kinedomus. Centro de bienestar en el corazón de la Ribera del Duero

Se acercaba el cumple de Eli y queríamos hacer una escapadita especial de esas que tanto nos gustan. Nuestra meta...

Cerrar