Kinedomus. Centro de bienestar en el corazón de la Ribera del Duero

Cierra los ojos y déjate llevar. Hoy te proponemos una escapada relax en plena tierra de la Ribera del Duero. Bienvenido al Centro de Bienestar Kinedomus

Kinedomus. Centro de bienestar en el corazón de la Ribera del Duero
4.9 (98%) 10 votes

Se acercaba el cumple de Eli y queríamos hacer una escapadita especial de esas que tanto nos gustan. Nuestra meta era conseguir un alojamiento con encanto, cerquita de Madrid, en un entorno rural y, a ser posible, con SPA. ¿Resultado? Hotel SPA Kinedomus Bienestar, en Aranda de Duero. Un alojamiento rural con encanto que cumplía con todos los requisitos y alguno más si cabe. Por tener, tenía hasta gimnasio! 😉

Hola Kinedomus!

Tras haber disfrutado de nuestra primera experiencia culinaria burgalesa – de la que ya os hablaremos -, llegamos a las fabulosas instalaciones del Hotel Rural Kinedomus Bienestar, a las afueras de Aranda del Duero. En primer plano, una mega piscina que tiene que ser una delicia en verano.

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Exteriores

Exteriores del Hotel Rural Kinedomus Bienestar

A continuación, un amplísimo edificio con zonas acristaladas y paredes revestidas de piedra en una acertada simbiosis entre la elegancia y el mundo rural. 🙂

La intuición nos decía que habíamos elegido muy pero que muy bien! 😉

Ya en recepción, un atento Samuel nos daba la bienvenida.

Eli y Mar, verdad? Bienvenidas a KinedomusSamuel

Mientras realizábamos el checking, nuestra mirada aprovechaba para darse un paseo por los detalles rústicos de la decoración. La temática elegida no podía ser más acertada.

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Cantina

Taberna para tomar algo

Toneles, originales lámparas fabricadas con tejas, detalles de forja… El mundo vinícola y la tradición agrícola de la comarca estaban muy presentes. Al fin y al cabo, Kinedomus Bienestar se emplaza en pleno corazón de la Ribera del Duero… 😉

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Toneles decorativos

Toneles como parte de la decoración ambiental del hotel

El ambiente rezumaba un reconfortante olor a madera, proporcionando una sensación verdaderamente confortable y una atmósfera de lo más cálida y acogedora.

Habitación con encanto

De los diferentes tipos de habitaciones del Centro de Bienestar Kinedomus, nosotras habíamos elegido la Habitación doble con encanto.

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Cama de matrimonio

Preciosa cama de matrimonio con bisel

¿Por qué? Pues por su cama de matrimonio con bisel – nos chiflan -, su conseguido estilo rústico a base de madera y forja, su entrañable lavabo palanganero…

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Lavabo

Lavabo palanganero

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Lámpara

Lámpara de la habitación

… y ¡Lo mejor de todo! Su bañera artesanal hecha con un tonel en la propia habitación!! 🙂

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Bañera tonel

La bañera tonel mola mil

¿Qué os parece? Cuando reservamos nos preguntaron si queríamos una bañera normal o ésta tematizada. Por supuesto, optamos por la vinícola, jejeje. El revestido proviene de un auténtico tonel de grandes dimensiones de los que antaño se utilizaban para aportar cuerpo al vino.

Además, y como colofón, la habitación tenía un pequeño balconcito con unas preciosas vistas al Río Duero

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Río Duero

Río Duero desde la ventana de la habitación del Hotel Rural Kinedomus Bienestar

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Río Duero nevado

Al día siguiente… nevó

Todo estaba cuidado al mínimo detalle, hasta el techo simulaba las curvas de los toneles de vino. El mimo desplegado para ambientar la estancia se palpaba en cada rinconcito.

¡Estábamos en la gloria! Las ganas de encerrarnos entre las paredes de este refugio vinícola crecían por momentos. Eso sí, de momento no tacaba… En menos de media hora, teníamos sesión de SPA. 🙂

Hora de mimarse

¡Cómo nos gustan los SPA! Y más en un día de invierno… ¡Qué gozada! El ajetreo y las premuras de la semana se desvanecían al mismo ritmo que pasaban los segundos bajo los chorros de agua de la piscina climatizada.

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Cascada de agua

Cascada de agua del SPA

Una particularidad que nos llamó mucho la atención del SPA de Kinedomus Bienestar, y que nos gustó especialmente, fue el hecho de que tuviera la sauna en el exterior, justo al lado de la piscina. Una puerta comunicaba ambos espacios creando un contraste frío/calor muy relajante y apropiado.

Samuel nos había aconsejado sumergirnos en la piscina exterior después de unos minutos de sauna… Que conste que lo intentamos, pero apenas llegó el agua al tobillo, descartamos la idea forever and ever! En verano, vale, pero en invierno, nada de nada. No somos tan valientes. 😉

Y como el finde iba de caprichos, además del circuito de SPA, nos apetecía dejarnos mimar con uno de los tratamientos de bienestar Kinedomus. Concretamente, elegimos el pack Baño y Masaje Frutal, un completo ritual de belleza que tonifica los sentidos a través de los aromas frutales y que puede disfrutarse en pareja.

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Techo de la sala de masajes

Relajante techo de la sala de masajes que simula las constelaciones

Salimos de la sala de masajes casi levitando… 🙂

Desayuno buffet entre aperos

Tras dormir como verdaderos angelitos, nos despertamos con unas ganas locas de seguir exprimiendo la experiencia Kinedomus. A desayunar!

Un salón rústico con referencias agrícolas y una suave melodía musical nos recibían con los brazos abiertos. Trillos y ruedas de carro de madera tenían una segunda vida como parte del mobiliario.

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Mesa grande con un trillo

Nos encantó ver cómo se había reutilizado el trillo

Un verdadero guiño a la naturaleza, tradiciones y modo de vida de los habitantes de esta tierra burgalesa que entonaba a la perfección con el entorno en el que nos encontrábamos.

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Mesa redonda con rueda de madera

Mesa del salón del desayuno

Tostada con queso, zumito revitalizante, un yogur, algo de fruta, un bollito y un delicioso café. Pilas cargadas. 🙂

¡Sorpresa!

Estar en Aranda del Duero y no visitar alguna de sus bodegas es imperdonable. Es por ello que la idea de conocer una de las bodegas centenarias del subsuelo arandino, que nos propuso Samuel, nos pareció, sencillamente, fabulosa!

Si bien las bodegas subterráneas fueron un lugar excepcional para producir caldos gracias, entre otros factores, a su grado de humedad costante y temperatura estable – entre 11 y 13 grados -, lo cierto es que éstas quedaron en desuso hace mucho tiempo.

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Salón principal de la bodega

Salón principal de la bodega subterránea

Tras años de permanecer abandonadas y cerradas, y con el fin de facilitar su conservación, se decidió que las peñas arandinas albergaran en ellas sus sedes. Y menos mal!!

Nuestro anfitrión, Samuel, forma parte de la histórica peña Tierra Arandina desde sus inicios, y le entusiasma la idea de que sus invitados se empapen de la importantísima historia que esconden sus paredes. Así pues, todos los sábados a las 23:00 horas, realiza una visita guiada gratuita para los huéspedes que quieran apuntarse. 😉 ¡Muchas gracias por la  iniciativa!

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Tierra Aranda

Tierra Aranda, nombre de la peña arandina a la que pertenece Samuel

Cruzar la puerta de entrada a la bodega fue como viajar en el tiempo un siglo atrás, a los años 50. Unas empinadas escaleras de piedra nos conducían suelo abajo a la par que Samuel nos contaba anécdotas y curiosidades sobre el proceso de elaboración de los primeros vinos burgaleses.

¿Sabíais que durante los siglos XII y XIII Aranda del Duero fue uno de los principales productores de vino del Norte de España y que bajo su centro histórico hay nada menos que 7km de túneles y galerías?

Kinedomus - Hotel SPA Aranda del Duero - Burgos - Pasillo de la bodega subterránea

Uno de los pasillos de la bodega subterránea

Otro dato que nos pareció curioso fue saber que sólo se construían bodegas debajo de las casas, y no bajo las calles, con el fin de evitar las vibraciones de los carros.

Nos sentíamos verdaderas privilegiadas. Mientras avanzábamos por las diferentes estancias de la bodega, escuchábamos las interesantes y sabias palabras de nuestro guía como si tuviéramos examen al día siguiente…

Los toneles de gran tamaño dejaron de utilizarse porque se reducía el contacto de la madera con el vinoSamuel

Como colofón a la original experiencia, y tras servirnos uno de los ricos claretes – vino rosado joven – que tanto se estilan por estas tierras, el polifacético Samuel comenzó a deleitarnos con… ¡Sorpresa! Créenos, es mejor que no te lo desvelemos todo, lo disfrutarás el doble! 😉

¿Dónde está Kinedomus Bienestar?

Aquí tienes su Web y la localización exacta para que puedas reservar tu propia escapadita relax. 😉

Web: Hotel SPA Kinedomus Bienestar

About Eli y Mar

Viajar por todos los rincones del mundo, investigar lugares nuevos, conocer culturas diferentes, ... Es la mejor manera de enriquecerse como persona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *