Restaurante Martinete de Madrid, cocina de mercado en la Plaza del Marqués de Salamanca

Restaurante Martinete – Exquisito bistrot parisino en Madrid

Ya sea para comer, cenar o simplemente para tomar algo de manera apacible, la atmósfera del restaurante Martinete de Madrid conseguirá embaucarte y hacerte sentir como en casa...

Hace un par de días, dando una vuelta por la calle Ortega y Gasset de Madrid, hicimos nuestro más reciente descubrimiento en cuanto a restaurantes se refiere, restaurante Martinete.

Fachada exterior del restaurante Martinete
Fachada exterior del restaurante Martinete

Estilo bistrot parisino con amplios ventanales  y vistosos marcos rojos en la fachada que dejan entrever la inmensidad de sus salones decorados con un impresionante conjunto de lámparas al más puro estilo francés.

Salón Interior del restaurante Martinete
Salón Interior del restaurante Martinete

Como eran poco más de las 8 de la tarde pensamos que como colofón a un día estupendo, podíamos tomarnos un par de vinitos y así veíamos que tal era este nuevo restaurante. Vamos que en un par de segundos estábamos abriendo la puerta. 🙂

Nada más entrar, el personal del restaurante Martinete nos saludó muy amablemente, invitándonos a tomar asiento en uno de sus apacibles y confortables rinconcitos. El local es muy espacioso por lo que han dispuesto 3 ambientes: en la parte derecha del local tienen unas mesas de madera circulares con cómodos sillones individuales, tipo sala de estar o biblioteca, en la parte central tienen una espaciosa y acogedora barra y finalmente en la parte izquierda tienen una serie de mesas y sillas que lo mismo pueden montarse para 2 personas que para grandes y multitudinarias celebraciones.

Como podéis imaginar, nosotras elegimos la zona de los sillones, y sin duda alguna acertamos de pleno, quizás esa fue una de las razones que propiciaron el que un par de vinitos rápidos, se convirtiera en una cena de más de cuatro horas…

Un par de Riberas del Duero en el restaurante Martinete
Un par de Riberas del Duero buenísimos

En el piso inferior, el restaurante Martinete tiene otra estancia en la que están los dos baños junto con un salón que tiene un amplio sofá y una acogedora chimenea, destinado quizás, para quien quiera disponer de algo más de intimidad o bien realizar alguna reunión en la que prefiera estar más aislado del resto de la gente. Sea para lo que sea, la estancia era de lo más agradable, como no…

Salón en la planta inferior del restaurante Martinete
Salón en la planta inferior del restaurante Martinete

Tras haber recorrido con la mirada todo el restaurante, pedimos un par de vinitos Ébano (Ribera del Duero), acompañados de una exquisita tapita de salmón y atún fresco marinado y una tacita de frutos secos variados. Todo muy rico, la verdad!!

Aperitivos de salmón y atún en el restaurante Martinete
Aperitivos de salmón y atún

Cuando ya llevábamos un par de rondas decidimos pedir la carta, no era la idea inicial, pero ya eran casi las 10 y estábamos tán cómodas que pensamos que la mejor idea era cenar allí, así tendríamos más material de primera mano para escribir el artículo 😉

Aperitivos de la casa junto con dos vinos en el restaurante Martinete
Dos copas de Ribera del Duero y aperitivos de la casa

La carta ofrece variada comida de mercado, estando dividida en una acertada variedad de entrantes y una selección exquisita de productos del mar y de la tierra, claramente divididos, algo ya conocido y practicado en el  restaurante del mismo dueño, Casa Mono.

Pensamos que para el día que era, dos entrantes estaría bien, por lo que nos pedimos la ensalada de langostinos tigre con ceviche de tomates y la brandada de bacalao con calabaza asada y huevas de mújol.

Exquisita brandad de bacalao del restaurante Martinete
Brandada de bacalao

No te sabríamos decir cuál estaba más delicioso, porque sinceramente ambos nos encantaron, tanto en lo original de la presentación como en el sabor. Los ingredientes eran de primerísima calidad y el juego de texturas, perfecto, por lo que cada bocado nos parecía venido del cielo, en serio, tenéis que probarlos cuando visitéis este sitio y luego nos contáis qué tal la experiencia… 100% recomendado.

De postre nos pedimos tarta sácher con helado de frutos rojos y ceviche de fruta, y aunque ambos tenían una presentación muy acertada, tenemos que decir, que la tarta sácher no es su fuerte, o por lo menos a nosotras no nos pareció a la altura del restaurante Martinete. El ceviche de fruta, en cambio, sí que estaba delicioso, fue una pena que no hubiera ofertas de tipo 2×1 😉

Delicioso postre del restaurante Martinete
Delicioso postre de ceviche de fruta

En total, con las copas de vino, los dos platos y los dos postres, fueron poco más de 50€, por lo que no nos pareció excesivamente caro, y menos con el tipo de restaurante que es y la zona de Madrid en la que está. Quizás no sea para estar yendo todos los días pero es asequible para visitarlo de vez en cuando, tipo 2 o 3 veces al mes…aunque eso sí, todo depende del bolsillo de cada uno.

El restaurante Martinete abre desde las 12 de la mañana hasta las 2 de la madrugada, permaneciendo abierto en horario ininterrumpido, algo que cada vez es más frecuente en el barrio Salamanca. Este horario te facilita el que puedas pasarte a tomar algo, pero eso sí, se llena con facilidad, por lo que os recomendamos que reservéis antes cuando queráis ir a comer o a cenar, y así os aseguráis el sitio que más os gusta. Para las cenas, sobre las 9 de la noche ya había muchas  mesas con el cartelito de reservado…

Mesas reservadas en el restaurante Martinete
Mesas reservadas en el restaurante Martinete

La verdad es que todo apunta a que aunque lleva abierto poco más de un mes, su excelente ubicación (cruce de Ortega y Gasset con la Plaza del Marqués de Salamanca), la exquisita y cuidada cocina, el agradable trato de los camareros y el confort de sus salones, convertirán al restaurante Martinete de Madrid en un básico de la milla de oro.

Como único detalle negativo, que también depende del punto de vista desde el que se mire, está el hecho de que no tienen wifi, no sabemos si será porque han abierto hace muy poquito o porque no entra en su filosofía, el hecho es que no tienen (se detecta una red wifi con el nombre del restaurante, pero es sólo la que utilizan las cajas para comunicarse, … falsas ilusiones…).

Como, a pesar de que no tengan wifi, suponemos que lo visitaréis, os dejamos la dirección y el teléfono y os animamos a que luego nos contéis qué os ha parecido…

Dirección: Plaza Marqués de Salamanca, 28006 Madrid (metro Nuñez de Balboa)
Teléfono: 914 32 17 61

About Eli y Mar

Viaja siempre que puedas, descubre destinos nuevos, vuelve a aquellos que recuerdes con cariño. Recuerda que miles de culturas, estilos de vida y lugares increíbles te están esperando. ¿Para cuándo la próxima gran escapada?

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *