Qué ver en Huesca

Qué ver en Huesca, ciudad milenaria al alcance de tu mano

Huesca, una ciudad amable, cercana y con tal riqueza histórica y patrimonial que hace que pasear por sus calles sea un auténtico deleite

Por fin había llegado el puente de mayo, unos días que dedicaríamos en exclusiva a la provincia de Huesca. Unos días para conocer su historia, su naturaleza, sus pueblos y gentes y, por supuesto, la bonita y encantadora ciudad de Huesca.

Tres horas después de haber cogido el coche en Madrid, estábamos accediendo a la capital oscense y fotografiando el primer icono de la ciudad, el monumento dedicado al mulo en montaña en honor a las labores de apoyo del noble animal a las unidades militares de montaña.

Monumento homenaje al mulo de montaña
Monumento homenaje al mulo de montaña

Alojamiento en Huesca

Para nuestra escapadita elegimos el Hostal Lizana, situado en la coqueta Plaza Lizana. Estaba en pleno centro, nos pillaba todo a menos de 10 minutos, y el precio estaba genial -35€ la noche en habitación doble-. Un alojamiento más que correcto donde nos atendieron genial y que contaba hasta con plazas privadas de parking -7€ la noche-. ¡Nos pareció perfectísimo!

Hostal Lizana de Huesca
Hostal Lizana de Huesca

¿Qué ver en Huesca?

Catedral de Huesca

Subiendo la estrecha calle Ricafort llegamos a la preciosa y tranquila Plaza de la Catedral. Un relajado rincón donde bien podíamos imaginarnos leyendo un libro a la sombra de los árboles ¿A qué es fácil imaginarlo? 🙂

Plaza de la Catedral
Plaza de la Catedral

El principal monumento de esta plaza no podía ser otro que la imponente Catedral de Huesca. Declarada Monumento Histórico Artístico en 1931, es uno de los monumentos más importantes de la ciudad y sin duda alguna una visita obligada.

Era tal su tamaño que no pudimos retratarla al completo…

Catedral de Huesca
Catedral de Huesca

Esta soberbia obra de arte se construyó en varias etapas. Su fachada refleja un claro paso del gótico al estilo renacentista de la parte superior. La puerta principal de entrada, totalmente gótica, es sencillamente espectacular. Adornada con siete arquivoltas ojivales adornadas a su vez con figuras de 16 mártires, 14 vírgenes, 10 ángeles y 8 profetas. En los laterales aparecen 14 figuras: los 11 Apóstoles, San Juan Bautista, San Lorenzo y San Vicente, estos dos últimos patrones de la ciudad.

Nosotras no pudimos entrar pero tiene sonora fama el Retablo Mayor de la Catedral, siendo la obra más importante de ésta y uno de los ejemplos más hermosos de construcción renacentista en España.

Museo Diocesano

En esta misma plaza se encuentran el Museo Diocesano, donde se puede contratar una visita guiada a la Catedral que incluye, además, el acceso a su Torre situada a 37 metros de altura. Desde este punto, que es el más alto de toda la ciudad, se pueden sacar unas panorámicas impresionantes de la capital oscense.

Museo Diocesano de Huesca
Museo Diocesano de Huesca / Palacio Episcopal

Plaza de la Universidad

Siguiendo nuestra ruta llegamos hasta la Plaza de la Universidad, una plaza que, aún a día de hoy, emana un cierto aura de excelencia, elegancia y clasicismo.

Qué ver en Huesca - Facultad de Humanidades
Facultad de Humanidades de Huesca

Pero qué tranquilidad se respiraba… Estábamos tan sólo nosotras y un señor caminando tranquilamente de un lado a otro. 🙂

Nos gustó y nos llamó especialmente la atención el monumento que había en honor al universal médico navarro Ramón y Cajal.

Monumento en honor a Ramón y Cajal
Monumento en honor a Ramón y Cajal

Un aplauso para la ciudad que ha sabido reconocer a un personaje tan importante y que tanto legado nos ha dejado. 🙂

Museo Arqueológico Provincial

Otro de los edificios que se pueden visitar en la Plaza de la Universidad es el Museo Arqueológico Provincial, también llamado Museo de Huesca, donde, entre otras maravillas y reliquias, pueden admirarse las estancias del Palacio de los Reyes de Aragón.

Museo Provincial de Huesca
Museo Provincial de Huesca

Muralla de Huesca

Siguiendo nuestra particular rutita, el próximo objetivo iban a ser los restos de la Muralla. No teníamos muy claro dónde estaba, por lo que tuvimos que preguntarle a una amable señora que, muy gentilmente, nos dió unas detalladas aclaraciones. Qué maja es la gente de Huesca! 🙂

Situada en la Ronda de Montearagón, esta muralla del siglo IX bordea el casco antiguo de Huesca. De sus casi 100 torres iniciales tan sólo queda una, lo que da fe de su enorme estado de deterioro. 🙁

A día de hoy se está trabajando en su remodelación, poniendo especial cuidado en diferenciar la parte rehabilitada de la parte antigua.

Plaza Luis López Allué

Desde aquí nos fuimos a la concurrida y famosa plaza Luis López Allué. Esta plaza no sabemos si es la más famosa o no, lo que sí que os garantizamos es que es la plaza más colorida de Huesca y también la de mayor belleza y encanto, o si no, juzgar vosotros mismos… 🙂

La plaza de Luis López Allué es popularmente conocida como la plaza del Mercado ya que aquí se situaba el mercado de abastos hasta 1976. En la actualidad, esta plaza es uno de los principales lugares para celebrar las fiestas locales de San Lorenzo.

En muchos de los bajos de los edificios se pueden encontrar multitud de establecimientos, bares y restaurantes así como la Oficina de Turismo de la provincia de Huesca.

Oficina de Turismo de Huesca en la Plaza Luis López Allué
Oficina de Turismo de Huesca en la Plaza Luis López Allué

Tienda de ultramarinos La Confianza

Uno de los establecimientos más emblemáticos que podemos encontrar en la plaza Luis López Allué, y que particularmente nos hacía mucha ilu visitar, es la tienda de ultramarinos La Confianza. Este comercio, abierto al público en el año 1871 por el francés Hilario Vallier, es la tienda en activo más antigua de España! Ahí es nada! 🙂

Qué ver en Huesca - Tienda de ultramarinos La Confianza
Tienda de ultramarinos La Confianza

Es una verdadera virguería de comercio, su fachada, sus paredes, los techos, los detalles oranamentísticos,… Entrar en su interior es hacer una auténtica restrospección en el tiempo, esperando encontrar señoras con pomposos vestidos y sombreros de fina paja atados con delicados lazos al cuello. 🙂

En la tienda tienen multitud de productos artesanos y tradicionales de Huesca que sólo con verlos se te hace la boca agua. Al final, nosotras elegimos las famosas Castañas de Mazapán, un postre que lleva elaborándose en la provincia desde principios del siglo XIX y que está compuesto, básicamente, por almendra y azúcar.

Tradicionales castañas de mazapán de Huesca
Tradicionales castañas de mazapán de Huesca

Estaban ricas pero nos resultaron algo empalagosas… Si eres muy goloso te van a encantar, jejeje.

Pero éste es sólo un ejemplo de dulce típico oscense. La repostería de Huesca ha adquirido especial fama y renombre con el paso de los años. A las castañas de mazapán hay que sumarle el pastel ruso, las trenzas de Almudévar, las tejas de almendra y las pajaritas. 😉

Pastelería Ascaso

Prueba de esta tradición repostera son las numerosas pastelerías que puedes encontrar en la ciudad. Una que destaca por encima de las demás, y que nos pareció un verdadero templo o museo del dulce, es la Pastelería Ascaso.

Fachada de la Pastelería Ascaso de Huesca
Fachada de la Pastelería Ascaso

En plena calle del Coso Alto, 9, la fachada de la pastelería no hace honor a lo que te encuentras al entrar. Unas amplísimas y elegantes instalaciones con una muy cuidada decoración y una exquisita colocación de los diferentes dulces que allí hacen.

Tarta de manzana y tarta de fruta de la Pastelería Ascaso
Tarta de manzana y tarta de fruta de la Pastelería Ascaso

Sin duda alguna merece una visita como ejemplo del buen hacer de Huesca para con ¡los dulces! 🙂

Monasterio de San Pedro «El Viejo»

Muy cerquita de la Plaza de Luis López Allué se encuentra el espectacular Monasterio de San Pedro «El Viejo», también conocido como Iglesia románica de San Pedro «El Viejo». Este sencillo y robusto edificio del siglo XII es uno de los templos más antiguos de España y uno de los mejores ejemplos de arquitectura románica aragonesa.

Claustro romano del Monasterio de San Pedro "El Viejo"
Claustro romano del Monasterio de San Pedro «El Viejo» (foto de minube.com)

Situado en la plaza que lleva el mismo nombre, su interior alberga importantes construcciones como el retablo mayor, de estilo renacentista, y pinturas murales que representan la eterna lucha entre David y Goliat.

Pero sin duda alguna, la obra maestra del Monasterio la encontramos en su claustro. Un espaciocon capiteles del maestro de San Juan de la Peña que reflejan episodios cargados de simbología fantástica y bíblica.

En la página oficial puedes encontrar información mucho más detallada, así como los horarios de visita de este conjunto histórico. La entrada cuesta 2.50€ (para los peques, 1.50€)

Círculo Oscense / Casino de Huesca

Con la sensación de conocer Huesca como si fuéramos lugareñas nos dirigimos a otra de sus plazas más conocidas, la Plaza de Navarra (sí, efectivamente, Huesca está plagada de plazas, jejeje).

En esta céntrica plaza se encuentra el emblemático Círculo Oscense o Casino de Huesca. Un edificio al que los ciudadanos de Huesca le tienen especial cariño pues ha sido disfrutado por numerosas generaciones.

Círculo Oscense al fondo
Plaza de Navarra con el Círculo Oscense al fondo

Construido a principios del siglo XX como club social y recreativo, ha llegado hasta nuestros días conservando parte de su arquitectura modernista de la época, destacando la escalera principal que está declarada Bien de Interés Cultural! 🙂

Parque de Miguel Servet

Muy cerquita del Círculo Oscense, apenas a 100 metros, Huesca tiene su pulmón en el Parque de Miguel Servet. Un parque idílico con más de 74.000 metros cuadrados para caminar y relajarte, que cuenta con más de 80 especies arbóreas diferentes conviviendo en armonía con numerosas especies de arbustos y acuáticas.

Pajaritas de Ramón Acín del Parque de Miguel Servet
Pajaritas de Ramón Acín del Parque de Miguel Servet

Además de la extensa flora, el Parque de Miguel Servet cuenta con varios monumentos conmemorativos y artísticos interesantes como las Pajaritas de Ramón Acín, la Rosaleda, el quiosco de música e, inclusive, una réplica de la casita de Blancanieves.

La tarde estaba llegando a su fin y nosotras estábamos completamente maravilladas. Habíamos recorrido gran parte de Huesca admirando sus espacios verdes, monumentos y legado religioso, perdiéndonos y encontrándonos por su estrechas callejuelas y disfrutando del sol en sus coquetas plazas. Se respiraba verdadero bienestar y calidad de vida. 🙂

Huesca puede presumir tranquilamente de ser una ciudad limpia, tranquila, hospitalaria y donde todo está al alcande de tu mano… Y de tus pies. Huesca, ¡pero qué bonita eres! 🙂

Qué ver en Huesca, ciudad milenaria al alcance de tu mano
4.7 (94.86%) 35 votos

About Eli y Mar

Viaja siempre que puedas, descubre destinos nuevos, vuelve a aquellos que recuerdes con cariño. Recuerda que miles de culturas, estilos de vida y lugares increíbles te están esperando. ¿Para cuándo la próxima gran escapada?

7 comments

  1. Jesús Arrastia Sáenz y Miriam
    Responder

    Únicamente hacer la apreciación de que el eminente médico Don Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906, nació en la localidad de Petilla de Aragón, que es provincia de Navarra…

  2. Me ha gustado mucho tu reportaje Mar. Sólo un apunte, al lado de la plaza de Luis López Allué está la Plaza de San Pedro con su iglesia, claustro y panteón real y creo que debe ser visitada por todos los turistas. Puedes echarle un vistazo en http://www.sanpedroelviejo.com.
    Saludos desde Huesca

    • Hola José María!

      Qué guay que te haya gustado el reportaje!! Huesca nos encantó, la verdad! Nos parece genial y de vital importancia tu apunte, es una pena que no fuéramos…pero igualmente lo incluiremos en el reportaje para que otras personas lo conozcan y puedan visitarlo!

      Muchas gracias por hacérnoslo saber, un abrazo enorme!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Aragón
Panorámica de la Aljafería
Encuentro en Zaragoza, una ciudad con encanto para dos

Ya sea para pasar un fin de semana romántico o para ir con un grupo de amigos a hacer turismo,......

Cerrar