Puente en Hervás

Descubriendo Hervás, Granadilla y Baños de Montemayor

En esta escapada visitamos Hervás, de origen Templario, Granadilla, una villa abandonada y Baños de Montemayor con un balneario construido por los romanos

Qué mejor regalo de cumpleaños, para esta incansable viajera, que un corto pero inesperado viaje en compañía de dos buenas amigas, en coche, a lo Thelma y Louise, pero sin final trágico, por supuesto!! y sin decirme la localización exacta a la que nos dirigíamos, sólo sabía que comenzamos desde Madrid hasta Cáceres…

Llegamos a Hervás, nuestro destino, este municipio tiene su origen sobre el siglo XII, a raíz de la construcción de una ermita situada a la ribera del río Santihervás (de ahí su nombre), edificada por monjes templarios.

El viaje fue estupendo, incluso con algún ligero despiste de la conductora, para amenizarlo! Allí nos alojamos en La Platea, un conjunto de 15 apartamentos situados al rededor de un singular Patio de Comedias, diferenciados con nombres de ilustres, nos adjudicaron el Fernando de Rojas, con dos dormitorios, dos baños, salón y cocina, ideal para descansar después de un día de excursión.

Patio de comedias
 Patio de comedias

Al día siguiente, toda una sorpresa! descubrir Granadilla. Conocido anteriormente como Señorío de Granada, es una villa amurallada de origen feudal, situado al noroeste de la provincia de Cáceres, perteneciente desde el año 1960 al municipio de Zarza de Granadilla y que en sus buenos tiempos fue un pueblo de mucha importancia, capital de la comarca Tierras de Granadillay cabeza de partido judicial.

Granadilla fue desalojada a mediados del siglo XX por ser declarada zona inundable a causa de la construcción del Embalse de Gabriel y Galán y que nunca llegó a inundarse :), a día de hoy, sigue catalogada de forma oficial como zona inundable…Fue declarada Conjunto histórico-artístico en el año 1980 y cuatro años después incluida en el Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados.

Embalse de Granadilla
 Embalse de Granadilla

Comenzamos la visita dando una vuelta por el centro del pueblo, la parte que está restaurada y que es utilizada con fines educativos. Dicha rehabilitación fue posible gracias a Antonio Espejel, aunque según parece no se respetó la estética del pueblo, mejor así que no derruido y abandonado. Hoy en día los antiguos granadillanos emigrados a la fuerza y sus descendientes se reúnen dos veces al año en la villa. Me encantan estas tradiciones. 🙂

Granadilla. Vistas del embalse
 Granadilla. Vistas del embalse

Continuamos la visita subiendo a la muralla, que rodea todo el pueblo, de esta forma, además de contemplar la parte restaurada, podemos ver las zonas que han dejado pasar el tiempo y sus alrededores, un entorno repoblado de pinos y eucaliptos, lo cual le da mucho verdor. En estas tierras viven jabalíes, ciervos y conejos, también algunos tejones, zorros y garduñas e incluso una pequeña población reproductora de lince ibérico, gracias al centro de cría de Zarza de Granadilla. Esta zona tiene su momento estelar en el cine, ya que hasta aquí vino el director de cine Pedro Almodóvar a rodar la parte final de la película ¡Átame! en 1990. ¿A qué no lo sabías? 😉

Muralla. Granadilla
 Muralla. Granadilla

Entusiasta de las leyendas, encontré dos con origen en Granadilla. Don Romualdo Martín Santibáñez, notario del Casar de Palomero en el siglo XIX e historiador de la comarca jurdana, deja constancia de la siguiente: Una joven muy hermosa, hija del gobernador de Granadilla de la que se había enamorado localmente el Cadí del Casar, le otorgaron su mano si abastecía Granada con “las aguas de la fuente de Helechosa”, el Cadí aceptó y comenzó a construir un acueducto, la joven, que no quería, desapareció antes de la finalización del acueducto. Dicen que se ahogo y Granada sin agua se quedó. Por la ribera del río de Los Ángeles, junto a Sauceda parecen quedar vestigios de la toma de agua que hizo el rico Cadí del Casar de Palomero para lograr la mano de su amada y cumplir la promesa de amor hecha a su padre.

Puerta de entrada en Granadilla
 Puerta de entrada en Granadilla

La otra leyenda cuenta la historia de Doña Margarita de Narbona que terminó matando a Don Alvar Núñez de Castro. Enamorado de ella desde la adolescencia y creyéndose correspondido, éste acudió en su ayuda, estando ella asediada por las tropas de su cuñado el Rey de León y Castilla. Don Alvar preparó una huida a la que doña Margarita se negó rotundamente, él agarró a Margarita fuertemente de la cintura para llevársela a la fuerza, el alcaide de Granadilla acudió en ayuda de Doña Margarita, se batió en duelo con Don Alvar y perdió al ser de avanzada edad y no tener ya mucha destreza. Doña Margarita, que había desfallecido, despertó justo cuando Don Alvar la volvía a coger suavemente, ella al ver la escena le quitó la daga a Don Alvar y le hirió en el cuello.

Don Alvar huyó a caballo y se refugió en una fortaleza que los templarios tenían en Abadía, allí intentaron curarle la herida pero murió días después, cuenta la leyenda que al no haber tenido tiempo de purgar sus pecados, todas las noches su cuerpo abandona la tumba y cabalga por los alrededores de Granadilla.

El último día nos dirigimos a Baños de Montemayor, situado en el Valle del Ambroz, junto a la provincia de Salamanca.

Baños de Montemayor. Vistas
 Baños de Montemayor. Vistas

Este pequeño pueblo tiene dos balnearios, uno de ellos construido por los romanos en el siglo II a.c. y el otro, construido a partir del año 1990, de un estilo más moderno y equiparable a otros balnearios españoles.

Aunque no pudimos disfrutas de unos baños relajantes en sus aguas, hicimos, como buenas turistas, algunas compras en sus tiendas, algunos embutidos y como curiosidad, yo me hice con una infusión de ayurveda de cannabis, que no contiene THC (principal constituyente psicoactivo en cannabis), pero conserva sus propiedades relajantes, ¡ideal para las que somos un poquito inquietas!

Pica pica en los Baños de Montemayor
 Pica pica en los Baños de Montemayor

Y para despedirnos, terminamos nuestro viaje recorriendo las calles de Hervás, el barrio judío, la Iglesia, visitando un museo, el parque y el río, y como conclusión, yo no olvidaré este gran regalo de cumpleaños, ¡¡gracias a Susana y Ana!!

¡El Mundo está lleno de sitios maravillosos con historias increíbles que merecen ser descubiertas!

About Xaramar

+ Sara González
Soy la gran hermana, la friki, viajera, aprendiz de todo, maestra de nada, inquieta y un montón de cosas malas....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *