Autogiro cerca de Madrid

Los cielos de Madrid en autogiro. El sueño de volar

¿Alguna vez has volado en autogiro? La experiencia no puede ser más auténtica y emocinante. ¿Nos acompañas en este vuelo?

Por fin hemos probado qué se siente volando sobre un autogiro y es sencillamente, ¡una experiencia preciosa!

Otros aparatos te harán descargar más adrenalina, subirás a mayores alturas y volarás a mayor velocidad. Pero el autogiro guarda un encanto, sin lugar a dudas, diferente.

Estoy segura de que, como yo, muchos de vosotros os habréis preguntado infinitas veces que es lo que ocurre en ese instante en el que las ruedas de un aparato se separan de la tierra y levantan el vuelo. Desde pequeña ha sido un enigma para mí. Una de esas cosas que, por mucho que te expliquen la teoría, y lo veas con tus propios ojos, no deja de cautivarte.

Tuve la suerte de criarme muy cerquita de un aeródromo al que mi padre me llevaba para ver los aviones desde la valla. En verano, mientras hacía los deberes en casa, podía oír de fondo el motor de las avionetas e imaginaba aquellas enormes ruedas despegándose del suelo en ese instante. No llegaba a comprenderlo 🙂

Autogiro Madrid - Vuelo de un biplaza
Vuelo de un biplaza

Más tarde, me enteré de que justo en ese aeródromo, el autogiro del murciano Juan de la Cierva -inventor del aparato con tan sólo 16 añitos- hizo su primer aterrizaje en 1924. ¡Al ladito de casa! Comprenderéis entonces que me hiciera tanta ilusión probarlo.

Actualización. Marzo 2019: Se acaba de publicar la noticia de que han encontrado los planos originales de De La Cierva -hasta ahora escondidos- en casa de uno de sus familiares. En este enlace podéis leer la noticia al completo.

Pero lo que hace tan especial al autogiro –y lo que le ha valido su hueco en la historia– es su técnica.

Autogiro Madrid - Autogiro en vuelo
Autogiro en vuelo

El autogiro es un híbrido entre un aeroplano y un helicóptero. Precisamentepor ello su funcionamiento es uno de los más interesantes. Al igual que los aeroplanos, tiene un motor que impulsa sus hélices pero, además, tiene un rotor superior -como las hélices de un helicóptero- que no depende del motor sino que gira por la acción del aire. A mayor velocidad del motor, mayor rozamiento y… ¡magia!, de repente el autogiro es capaz de sustentarse a sí mismo con la fuerza del aire. Esta característica le hace ser un aparato muy seguro, ya que puede planear sin la ayuda del motor y llegar a aterrizar como una pluma que se deja llevar por el viento.

Llegó el momento de probarlo…

Así que este es el autogiro con el que volamos:

Autogiro Madrid
Autogiro

Y este es nuestro simpático piloto, Ángel Malagón:

La gran escapada y Ángel Malagón. Autogiro en Madrid
La gran escapada y Ángel Malagón

Ángel es un referente del vuelo en Autogiro en España. Tiene su escuela de Autogiro muy cerquita de Madrid, en el Aeródromo de Casarrubios. Y os puedo asegurar que un vuelo con él, sobre autogiro, es, además de precioso, muy divertido. Con un poco de suerte y si el tiempo lo permite incluso podréis convertiros en pilotos por unos minutos… ¡Eso es ya lo más! 🙂

Cuando estás ya subido y camino de la pista para despegar, te da la impresión de que aquello es como montar en una vespa solo que con un par de hélices.

Iniciando el despegue en Autogiro. Autogiro Madrid
Iniciando el despegue en Autogiro

El momento en el que las ruedas dejan de tocar el suelo no os lo debéis perder. Es un momento muy sutil que puede pasar desapercibido pero es cuando empiezas a volar. Debo ser la única persona que en ese instante está mirando hacia abajo y no al frente, o al cielo que se abre ante nosotros.

Tanto el despegue como el aterrizaje son muy suaves y allí arriba, a media altura -en estos vuelos no se suele superar los 300 metros de altitud-, te llegas a sentir como un pajarito. Vas a su velocidad, con movimientos suaves y avistando el entorno… Hasta que Ángel le pone más ritmo a la cosa y  empiezan los virajes, descensos y vuelo a baja altura. Todo lo que dé de sí el copiloto. 🙂

No os preocupéis. Sólo es un poco de adrenalina y Ángel vela porque la experiencia sea tan divertida como extrema, pero siempre a vuestro gusto y disfrute.

Aquí tenéis el vídeo que nos grabó Ángel para que os hagáis una idea:

La experiencia engancha y cuando llega el momento de aterrizar te das cuenta de lo corto que se ha hecho. Yo no me resistí a repetir y así os lo recomiendo. 😉

Los cielos de Madrid en autogiro. El sueño de volar
4.9 (97.65%) 17 votos

About Mar González

Viajera paseante y Analista de Interfaz

2 comments

  1. Victoriano Sánchez Almarza
    Responder

    El día 24 de junio me hicieron un regalo de Aladinia, montar en Autogiro y cuando fui a montar me dijo ANGEL que el regalo de Aladinia no se actualizaba que le diera 50 euros y luego me los devolvía cuando actualizada el regalo. ya me dijo que estaba actualizado. He hablado 5 veces con Ángel le he mandado 2 veces la cuenta bancaria una por whatsapp y otra por teléfono y todavía no me ha devuelto los 50 euros, estamos a día 13 de julio. Yo no se si esto se lo hace a todo el mundo o qué es lo que pasa, pero me siento timado y que me toma el pelo. El Aeródromo que me pasó esto es el de CASARRUBIOS

    • Hola Victoriano!

      Jo, pues no sabes como sentimos que hayas tenido esa mala experiencia… Nosotras reservamos directamente a través de su página web y todo fue fenomenal.

      Esperamos que pronto se solucione y te devuelvan tus 50€. Muchísima suerte y ánimo!

      Un abrazo y muchas gracias por haberte puesto en contacto con nosotras!
      Eli y Mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Actividades y atracciones
De turistas por Madrid en Segway

Hacia tiempo que tenía unas ganas inmensas de montar en segway; sí sí, esos aparatitos de dos ruedas motorizados con......

Cerrar